top of page

Cómo gestionar el estrés en 4 pasos

Después de hablar de cómo gestionar las emociones, y con la vuelta tras el parón del verano, toca volver a hablar de la gestión de nuestro (no tan) amigo estrés.


En primer lugar, ¿qué es el estrés y por qué se produce?

mujer morena con chaqueta negra y las manos en la cabeza, sentada en un escritorio frente a unas gafas, un mac y un iphone

El estrés es una respuesta psicofísica a tareas de tipo emocional, cognitivo o social, que la persona percibe como excesiva (State of Mind). Básicamente, nos estresamos cuando sentimos que no podemos responder adecuadamente a lo que se nos pide. O cuando percibimos que la petición requiere demasiado esfuerzo por nuestra parte. Cuidado con esto, estamos hablando de percepciones, no de la realidad. Si percibimos una tarea como excesiva, no es necesariamente así. O si sentimos que no somos capaces, no es seguro que no lo seamos realmente.

Este es un factor clave que hay que entender y no olvidar nunca si se quiere aprender a gestionar y reducir el estrés. Es muy importante darse cuenta de las diferencias entre cómo percibimos las cosas y cómo son en realidad. En un artículo anterior ya te enseñé una técnica para gestionar el estrés, veamos ahora 4 formas de gestionarlo.

Se recomienda utilizar los 4 pasos:

1 - Respira.

Conéctate a tu respiración (especialmente en los momentos de mayor estrés), siente el aire que entra y el que sale y concéntrate en él. Siente que estás vivx. Concéntrate en el momento presente, ahora, en el preciso instante que estás viviendo, todo está bien

hombre sin camisa respirando con las manos en el pecho

2 - Medita.

Ideal por la mañana nada más levantarse y por la noche antes de acostarse. 5/10 minutos es suficiente, si quieres/puedes hacer más, bienvenido sea. Se ha demostrado que la meditación ayuda a reducir el estrés; también ayuda a vivir más en el momento presente.

busto de medio cuerpo de una mujer meditando con las manos juntas delante del pecho

3 - Haz ejercicio fisico.

Se ha demostrado que la actividad física reduce el estrés. Recomiendo hacer la actividad que te gusta, sea cual sea. No hace falta que corras el maratón de Nueva York, sólo que hagas un poco de actividad física, siempre que puedas.

persona de espaldas a una carretera pavimentada rodeada de vegetación y árboles


Por último, pero no menos importante❕


4 - SACA TIEMPO PARA TI Y PARA LAS COSAS QUE TE GUSTAN.


Parece banal pero igual no lo estás haciendo realmente. A menudo, cuando estamos estresadosx lo único que hacemos y pensamos es lo que nos causa estrés. Entramos en un círculo vicioso que aumenta los niveles de estrés.

Pregúntate: ¿estás pasando tiempo con personas que enriquecen tu vida? ¿Haces actividades que te relajan? ¿Y las actividades que te hacen feliz? ¿Te dedicas a ti mismx?


mujeres bailando a contraluz (imagen negra) sobre un fondo naranja de atardecer

Prueba estos métodos y cuéntame cómo te va.

Si quieres que te eche una mano, te acompañaré en este camino.


Con amor,


corazón hecho de puntos rojos logotipo de relovution coaching

bottom of page