top of page

No eres responsable de lo que te ocurrió en tu pasado.

Hoy quiero compartir una reflexión que me toca muy de cerca, como coach de vida y como persona. Algo de lo que me he dado cuenta en los últimos años, pero que ahora siento la necesidad de compartir "en voz alta", dada una serie de acontecimientos recientes, que en mi opinión son bastante tristes.


mano que sostiene una bombilla sobre fondo rosa y azul claro

En el largo, duro y estupendo viaje que es la vida, todo el mundo ha sufrido agravios, desaires, injusticias, ya sea por parte del destino o de otras personas. Todo el mundo. Algunxs en mayor cantidad o "pesadez", otrxs en menor; pero seguramente algo "malo" o "injusto" nos ha pasado a cada unx.

Me gustaría recordarte que no eres responsable de lo que te ocurrió o de lo que te hicieron en el pasado.

No es tu culpa si te acosaron, o si tus padres no te dieron el amor que merecías, o si la vida te quitó un ser querido, o dos, o tres, o si un amigo tuyo te hizo un daño por el que sufriste tanto.

En todo esto, no tienes ni culpa ni responsabilidad.

chica con pelo moreno ropa blanca sentada en una silla, de espalda, mirando fuera de la ventana de un salon

Sin embargo, hay algo de lo que eres totalmente responsable hoy, algo de lo que eres 100% responsable.

Y esa es la persona que eres hoy. Lo que eres, haces, dices y piensas hoy, cómo tratas a los demás y, sobre todo, cómo te tratas a ti mismx, es tu responsabilidad.

Es tu responsabilidad ser una buena persona. Es tu responsabilidad curar tus heridas. Las injusticias que has sufrido no son tu responsabilidad, pero trabajar en ellas para superarlas, para hacerlas una fuerza, para convertirte en una persona mejor sí lo es.

Evitar que los traumas e injusticias del pasado te conviertan en alguien que no eres y evitar que te alimenten de odio, resentimiento y deseo de venganza, esa es tu responsabilidad.

chico con pelo negro y camiseta negra con las manos en el pelo gritando con gafas, la lente izquierda de la gafas esta rota

Todo el mundo siente rabia, tristeza, rencor, envidia y resentimiento. Hemos sentido estas emociones y las volveremos a sentir. Pero no tenemos que vivir con ellas todos los días, minutos y segundos de nuestra vida. Es esencial aceptar estas emociones, entender por qué las sentimos, gestionarlas y seguir adelante. No dejes que la rabia que sientes porque un amigo te ha hecho daño te impida cultivar amistades sanas, ni que una relación tóxica de tu pasado te impida tener hoy una relación sana, hermosa y llena de amor.

No dejes que el bullying de tu pasado te convierta en un bully hoy.

No dejes que la falta de amor en tu infancia te convierta en una persona que vive constantemente en el odio.


chica rubia con camiseta gris que sonrie con ojos cerrados bajo la lluvia por la calle rodeada de arboles

Cura tus heridas.

Deja de vivir en la ira, aprende a amar.

Aprende a quererte a ti mismx.

Tú eres la persona más importante de tu vida, y si no te cuidas nadie puede hacerlo por ti.



Sanar tus heridas, y vivir la vida llena de amor que mereces, es el mayor regalo que puedes hacerte a ti mismx y a quienes que te rodean.


Te deseo este auto-regalo.

Elige el amor.



Con todo el amor que tengo, y todo el amor que mereces,


corazon hecho de puntitos rojos logotipo de relovution coaching


Kommentare


bottom of page